Solitude

Si se le presenta de golpe, le puede asustar. Prefiere verlo venir, para hacerse la idea. Cuando le busca, ella se oculta.
Si ella lo sigue, él la acepta. Busca cómo acortar lo largo y alargar lo corto.
Pasear con ella por la calle y sentirte cómodo dentro de tu piel. Y tu piel dentro de la suya.
Si imaginas el careto que tienes cuando te encuentras optimista… Tu cara adquiere una expresión sonriente, que a la vez te hace descohonarte ¡de tí misme!
Pienso para alimentar sonrisas.
Acaba de inducirse una sonrisa. En algún sitio. Una varita mágica, dentro del hipotálón que puede convertir lo negativo en positivo  o negativo. Y también puede convertir lo positivo en negativo  o positivo. La magia de la imaginación. Lo oscuro en claro y lo transparente en confuso.
No me llevo mal con ella. Ima. Estoy a gusto con ella, no me da muchas malas pasadas. Tengo una gran sensibilidad a su ausencia. Una sensibilidad asintótica, afortunada, si cabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s