Respiración y emociones

Pensaba en escribir cómo, de pronto, he percibido la relación de un pensamiento, que deambulaba por mi mente y el cambio que notaba en mi respiración.

¿Es posible que el ronroneo de algún pensamiento, que se pasea por la mente, reduzca el trasiego de aire de los pulmones, sutilmente, o no tanto?

Antes de comenzar a escribir esto  he puesto en el buscador DuckDuckGo: Respiración y emociones y me encuentro con esto:

No nos damos cuenta de que respiramos sin embargo la respiración siempre está allí y fluctúa con nosotros según nuestros estados anímicos: agitándose o relajándose.

La importancia de la respiración va más allá de los aspectos fisiológicos y bioquímicos porque sobre ella también actúan las emociones y los pensamientos.
Una respiración consciente y relajada puede eliminar mucho más que toxinas: nos ayuda a liberar las tensiones y agresiones exteriores. de Vitónica.

¿Hay algo que vender con una buena respiración?

Si estás leyendo esto y sientes que sientes algo parecido, ¡ánimo!, comparte tu opinión. Con quien sea que te comprenda. O que esté dispuesto a leerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s